martes, 31 de octubre de 2017

En busca de su nuevo rol: "El noticiero de la gente"


Por Gabriela Fabbro.


Telefé comenzó en septiembre una nueva estrategia en la propuesta de sus noticieros diarios. La más jugada fue la incorporación de Nicolás Repetto al noticiero del mediodía. Desafío más que difícil para un profesional de gran experiencia en la conducción pero con un tono y estilo alejado de la formalidad, por ahora necesaria, que requiere un noticiero. Su debut lo mostró con cierta incomodidad, ubicándose por momentos como presentador de noticias, en otros como interlocutor de sus otros compañeros en la conducción, también como portavoz del público que todo lo pregunta, en fin, todos los roles y ninguno a la vez.

Si bien los noticieros actuales se han descontracturado, sus conductores cada vez parecen más informales, la tecnología los desborda y el intento de conquistar al público parece ser el principal objetivo; aún no han encontrado la fórmula exacta. En búsqueda constante desde hace algunos años, las pruebas y errores se multiplican en todas las señales de aire y cada vez más a menudo.

Esta vez Telefé apostó por cambiar la cara al frente del programa. Y optó por un conductor asociado a programas de entretenimiento, ágil, canchero, al que recordamos por sus programas como "Semanario Insólito" o "La noticia rebelde" (formatos más cercanos al humor y a la ironía que al retrato fiel de la realidad), "Fax" o "Sábado Bus" (originales formatos de entretenimiento) o inclusive por sus papeles en la ficción, como en "Farsantes" o "Guapas" (donde apostó a roles también alejados de su imagen construida pero en los cuales le fue muy bien). Se ve que en la ficción o el entretenimiento se siente más cómodo; en el género referencial se lo ve encorsetado.

Por estos días, el canal lo ha enviado a Barcelona a cubrir el proceso de intento de independencia por parte de Cataluña. En los informes, de camiseta blanca y campera de jean se lo ve mucho más cómodo que con el traje que cada mediodía luce en el piso. Es más, su frescura y tono ameno y descontracturado surgió en las notas en España mucho más que en sus intervenciones de cada mediodía.

Las apuestas pueden llevar su tiempo. Se animó a probar entrevistando al hermano de Jones Huala, dirigente mapuche detenido y visibilizado por el caso de Santiago Maldonado, con una capucha que le tapaba la cara. Por ahora sólo logró repercusión, negativa en general en las redes, aunque la intención era muy válida, pero poco el rating que lo acompañara. Capacidad, histrionismo e inteligencia le sobran. Habrá que ver cuánto puede esperar Telefé hasta que la que nueva fórmula dé sus frutos.


“El Mejor Plan” llegó a América


Por Camila Mejía.


En este formato conducido por Deborah del Corral no faltarán risas, viajes y buena comida.

Después de su paso por la pantalla de Telefe, la modelo y conductora es recibida en América para recorrer los rincones más pintorescos y atractivos de Argentina y Uruguay junto a invitados especiales en su nuevo programa: “El Mejor Plan”.

Deborah del Corral hace uso de su espontaneidad y carisma para invitarnos a viajar con ella y recorrer nuevos y atrapantes destinos, donde descubre, junto con sus invitados, restaurantes, nuevos sabores, costumbres y tendencias locales. Los circuitos turísticos que se recorren se encuentran en ciudades de Argentina y Uruguay, y la idea es descubrir algo nuevo en cada destino. Algunos de los invitados con los que Deborah viaja son Iván de Pineda, Narda Lepes o Pia Slapka, entre otros.

A lo largo de cada emisión se presentan los nuevos destinos y se incursiona en la gastronomía de cada ciudad. Además, se revelan datos importantes y peculiares de los lugares visitados e incluso se dan a conocer personajes destacados de esa geografía


Este programa, emitido antes en Discovery Home and Health, encontró también la forma de relacionarse con las redes sociales ya que, a través de este medio, Deborah consultará datos para obtener más información sobre sus destinos, ya sea que se trate de historias, moda, maquillaje y otros temas que luego usará como disparadores en los programas. 

Es una mirada moderna y fresca, que manteniendo cierta similitud con los programas de viajes de producción local, marca su diferencia centrándose sólo en destinos de Argentina y Uruguay; y sumando la participación del público de una forma renovada y original.

La campaña en TV, la sorpresa de lo ya conocido


Por Alfredo Solari.

No es novedad que las campañas políticas desde hace años no se realizan en las calles. Ni en las plazas, ni en concentraciones multitudinarias. Más allá de pocas y escasas excepciones, desde hace décadas esto ha cambiado.

La televisión fue quien captó el protagonismo de las campañas hechas por políticos y para políticos. Característica propia de la década del noventa, y claramente hoy potenciada por la aparición de las redes sociales que se incorporaron a esta metodología de difusión, ya sea informalmente a través de los trolls o dentro de una campaña formal como los debates de ”Cambiemos” en el vivo de Facebook.
Sin embargo en esta última campaña para las elecciones de medio término se presentó una característica distinta. Tanto por la forma y el medio, como por quienes las protagonizaron.

¡Resurgieron la TV y las masas!

La televisión volvió a ser el epicentro de las apariciones de los candidatos y de quienes arrastraban los votos de algunos de estos, que al no ser muy conocidos, debían tener esos buques que los remolcaran. Pero lo novedoso en esta oportunidad no fue el resurgir de la TV como espacio de exhibición, sino quién fue que se exhibió. Ver a Massa, a Carrió, Bullrich, María Eugenia Vidal, y muchos otros en la pantalla chica no asombró a nadie. Pero un primer plano de Cristina Fernández en un estudio de TV y no frente a un periodista adicto…, perdón adepto, sí fue novedoso.

Su raid mediático fue largo y sorpresivo. La sorpresa seguramente también fue para ella ya que no sirvió para mucho, pero se la pudo ver con Luis Novaresio en Infobae, con Gerardo Rozín en “Morfi”, con Chiche Gelblung en Crónica televisión, y hasta concedió una entrevista para El País de España.

Más allá de esta participación especial y no esperada, como lo introdujimos antes, lo otro reaparecido fueron “las masas”. En fin… “las masas” tal vez suene a mucho, pero la gente congregada en un determinado lugar de gran capacidad volvió a aparecer. Con ciertas características nuevas. Ya no son solo miles de militantes que, espontáneamente o no, se organizaron en ese espacio para apoyar a su candidato. Sino que pasaron a ser un elemento más de la escenografía televisiva. Es así como vemos  resurgir a este medio como algo vital para la comunicación. Una cancha de fútbol, o un centro de convenciones colmado de gente, pero todo esto puesto en función de la cámara. Es la cámara lo que le da entidad, y no al revés.

El escenario ya no responde a la lógica de la cuarta pared, sino que se ubica en el centro generando un anfiteatro en donde el candidato está rodeado los 360 grados por quien se supone será el protagonista en poco tiempo: el elector. 

Esta nueva puesta en escena no discriminó partido ni agrupación política. “Nosotros” los políticos le hablamos a la gente que “nos rodea” pero la cámara va a elegir siempre el mejor perfil. Va a decidir qué mostrar y cómo mostrarlo. Es decir, no ya a la masa televisada, sino a la masa (escasa) televisiva.

“Stranger Things”: la secuela más esperada


Por Javier Bruggia.


El éxito de Netflix estrenó su segunda temporada repleta de suspenso y referencias al cine de los años 80.

Si bien es un mito popular que las segundas partes de películas o series nunca son tan buenas como las primeras, es muy probable que “Stranger Things” rompa completamente con esta premisa. El primer capítulo de la segunda temporada fue atrapante y espectacular, y promete una temporada que tendrá a los espectadores al borde de los sillones durante los nueve capítulos.
Esta aventura infantil, convertida en una adictiva historia de terror, desarrolla en su segunda temporada aún más el sufrimiento de sus protagonistas, se vuelve sobre el pasado de varios de ellos y se conocen historias hasta ahora desconocidas. Además, se suman nuevos personajes y se incrementan exponencialmente los conflictos.
Matt y Ross Duffer, los hermanos y creadores de “Stranger Things”, sitúan el argumento de la nueva temporada un año después de los acontecimientos ocurridos. Es octubre de 1984 y todos en el pueblo se preparan para recibir Halloween. El terror es sin dudas lo que mueve a esta segunda temporada. Mientras Dustin, Mike y Lucas intentan continuar y avanzar con sus vidas, Will, el chico rescatado del otro mundo, debe atravesar visiones repentinas y extrañas. Por otro lado, todos extrañan a Eleven.
En esta segunda temporada tampoco se dejaron de lado las referencias a los filmes de ciencia ficción y terror de los años 80, y podemos ver marcadas referencias de escenas de “Los Cazafantasmas”, “Alien”, “El Exorcista”, “Lost Boys”, “La invasión de los usurpadores de cuerpos”, “The Fog”, “Terminator” y “Halloween”, entre otras más.
Si bien las expectativas son altas, muchos fanáticos esperan que esta vez la serie reciba la atención merecida de Hollywood. La primera temporada recibió cinco nominaciones a los premios Emmy, pero no se llevó ninguna estatuilla a casa, a pesar de ser la favorita. Llamó la atención especialmente que no ganaran el premio a Mejor Serie Dramática, Mejor Guión o Dirección de Drama, o incluso que la impresionante actuación de Millie Bobby Brown no haya sido premiada.

“De Otro Planeta”: la primera producción online de la TV Pública


Por Milagros Prado.


La nueva serie transmedia de la Televisión Pública Argentina, “De Otro Planeta”, busca atrapar al público a través de diversos sketches humorísticos. Cada nuevo episodio está disponible los martes en la web y en las redes sociales.
 
Este es el primer programa de la TV Pública pensado exclusivamente para plataformas digitales. Con una fuerte estrategia de contenido creado exclusivamente para las redes sociales, el primer episodio, estrenado el martes 8 de agosto, obtuvo más de 9 mil vistas el primer día.

Distintos guionistas escriben los sketches que cuentan historias relacionadas con costumbres, situaciones y vínculos del día a día. Más de 20 actores participan de este proyecto, entre ellos Griselda Siciliani, Noralih Gago y Valeria Lois, entre otros.

Con un tono humorístico variado, estas cápsulas semanales que duran entre 4 y 8 minutos son una propuesta nueva y vanguardista. Su formato de corta duración permite una buena difusión a través de las redes sociales y una cercana relación con la audiencia, que puede elegir entre las distintas propuestas.

viernes, 29 de septiembre de 2017

¿El reality de los meteorólogos?


Por Gabriela Fabbro.

Es muy probable que cada mañana, al encender el televisor, prestemos atención a la temperatura con la cual amaneció el día. Es muy probable que si tenemos un evento próximo o un viaje en puerta, recurramos al pronóstico extendido para anticipar vestuario y logística. Ya sabemos que el clima suele ser inicio de una conversación entre desconocidos. ¿Qué tendrá este tópico, que es tan familiar y necesario en todos nosotros?

La televisión no queda afuera por cierto de esta tendencia y los noticieros siempre han tenido una sección sobre el clima para el día siguiente, históricamente ubicada en el final de cada edición. Muchos recordarán al serio meteorólogo Valentín Komar, que habitualmente informaba sobre el estado del tiempo en el noticiero del canal 7. Su aspecto formal le daba un rol de autoridad indiscutido allá por la TV de los ´70 especialmente.

Ya más avanzada la historia de la televisión Nadia Zyncenko (y su particular acento) reemplazó a Komar y comenzó a tener un protagonismo importante en los programas a los que fue convocada que la convirtió, en el 2012, en la primera meteoróloga en tener su propio programa después de treinta y tres años de experiencia en el medio, conduciendo, en Canal 7, Nadia 6:30  por las mañanas

La tendencia fue cambiando, el rol de los presentadores de TV también y los presentadores del clima no podían estar ajenos. Todo comenzó en Estados Unidos y en Europa pero velozmente el fenómeno logró popularidad en varios países, primero en México y luego Argentina. Los presentadores del clima ahora son jóvenes, carismáticas y carismáticos, están en todos los canales, además de en los noticieros y compiten en vestuario y estilo con los conductores tradicionales. Algunos de ellos tienen formación en la materia y otros no, pero lo que más importa es con qué estilo transmiten estas "noticias", lo que los ha llevado a tener una gran relevancia pública.

Chicas como Mina Bonino (TyC Sports y América 24), Sol Pérez (TyC Sports) y Nazarena Di Serio (El Trece) son algunas de las responsables hoy de decirnos qué ponernos al día siguiente o qué ropa llevar en una valija.

Para muchos el episodio de tormenta de granizo del año 2006, que afectó la Capital Federal, sí advertido por parte del Servicio Meteorológico Nacional pero no debidamente anunciado por los canales, dio el alerta. Hubo que transformar la sección, hacer más atractivos sus contenidos y realizar un casting más cuidadoso.

Así comenzaron a tener protagonismo Mauricio Saldívar en El Trece, quien tiene en las mañanas de Arriba argentinos la misión de anunciar cómo estará el tiempo durante el día. Sus sugerencias de vestimenta cada día son una de sus marcas distintivas. Diego Angeli en C5N o, en Telenoche, José Bianco y Matías Bertolotti son los nuevos "hombres del tiempo". Con un estilo descontracturado, ropa muy informal, recorriendo el estudio, interactuando con los conductores, cada día adquieren más espacio en sus programas.

En los últimos tiempos, José Bianco fue enviado a EE. UU. (a pesar de que no maneja muy bien el idioma inglés) a cubrir un eclipse total de sol, y transmitió prácticamente dos días seguidos desde Oregon el fenómeno climático original y único. Sin embargo la cobertura que hizo luego desde Miami y Puerto Rico de los Huracanes Irma y María ganaron más espacio aún en las transmisiones. 

Desde TN especialmente, y desde el aire de El Trece, cubrió el huracán minuto a minuto, algo que nunca se había hecho en Argentina. El público acompañó la transmisión, y sus relatos desde el lugar, a la intemperie, con sus cabellos al viento y con aparatos que medían su velocidad, le dieron al canal números impensados de rating, con marcas que superaron por momentos a las de la TV abierta. 

A partir de las redes sociales con el hashtag #IrmaEnTN se impuso por sobre el resto, alcanzando picos de 10 puntos de rating a las 14 horas. No sólo se hablaba del clima y sus consecuencias físicas, también de la falta de agua, de si tenían energía eléctrica o conexión a Internet, si habían comido o no o si finalmente los aeropuertos reabrirían pronto para así poder regresar a nuestro país. Veinticuatro horas de cobertura de la vida de un periodista, y sus camarógrafos (que por momentos también estuvieron frente a cámara). Una cámara que los filmó todo el tiempo, con gran presencia claro del sonido ambiente, y que, como en un reality, generaba atractivo y tensión dramática desde sus contenidos.

Como dijimos, algunos de ellos combinan sus conocimientos específicos con frescura y simpatía; otros ya son invitados a comer con Mirtha Legrand, otras ya son bailarinas en Showmatch, algunos participan en programas de entretenimientos como invitados de honor. 

Claramente el clima y sus narradores han ganado en presencia en las pantallas locales, la televisión abierta, y especialmente los noticieros están buscando un nuevo rumbo. ¿Llegará pronto el reality show de los meteorólogos? No estamos tan lejos parece, al menos así lo anuncia el pronóstico para las próximas semanas...

Una nueva mesa para cenar los sábados


Por Milagros Prado.


Andy Kusnetzoff se adueñó de la pantalla de Telefe los sábados por la noche con su programa “PH, Podemos Hablar”. Durante más de dos horas de charlas y entrevistas, el conductor de radio y televisión creó un espacio para unir a seis personajes públicos de distintos ámbitos como el espectáculo, la política o el deporte. Además, y es quizás lo más interesante de la propuesta, los invitados provienen de ideologías opuestas, que se cruzan y encuentran a partir de tópicos en común... o discuten acaloradamente por temas de agenda.

Con un estilo relajado y ameno, el encuentro de la figuras comienza con un juego de preguntas que tiene como objetivo hallar las similitudes entre los invitados. El punto de encuentro se da cuando, al responder, los participantes dan un paso adelante y dentro de un círculo, develan su respuesta. El objetivo de romper el hielo está logrado.

Luego, en un estilo más tradicional, todos son invitados a sentarse a la mesa que compartirán durante el programa. Los temas son amplios y variados, desde romances, a política y actualidad, permitiendo a cada uno de los participantes opinar. El resultado: un diálogo dinámico y cercano al público que busca llegar a una audiencia joven.

La primera temporada del show se estrenó el 15 de julio y si bien parecía que iba a llegar a su fin el 23 de septiembre, el rating de sus 11 episodios sorprendió al canal y decidieron producir algunas emisiones más. Con un promedio de 8 puntos, el programa que se emite a las 21, compite directamente con el de la señora Mirtha Legrand en Canal 13.

“Yo no copio, no me copien”, acusó la diva de los almuerzos cuando le consultaron sobre el parecido de los programas en “Implacables”. Mirtha no solo comparte con “PH, Podemos Hablar” las similitudes de la dinámica del programa con “Almorzando”, sino también la productora a cargo de ellos: Endemol.

Aunque el formato no es una novedad en la televisión, la conducción de Andy Kustnezoff y su habilidad al dialogar con los invitados es el factor diferencial. “PH, Podemos Hablar” es una fresca versión de un clásico exitoso.