martes, 31 de mayo de 2016

Dos hermanas gemelas, dos mundos completamente distintos, y una gran confusión


Por Antonia Bensusan.

De la mano de Sebastián Ortega, Telefe estrenó la nueva telecomedia que ya es gran éxito entre los argentinos.

El canal comandado por Tomás Yankelevich apostó en grande a esta nueva telecomedia producida por Underground, de Sebastián Ortega, elegida para ocupar el prime time. “Educando a Nina” se estrenó el pasado 11 de abril, y está protagonizada por Griselda Siciliani, Esteban Lamothe, Rafael Ferro, Diego Ramos y Verónica Llinás, entre otros actores nacionales destacados.

“Educando a Nina” cuenta la historia de Nina y Mara, dos hermanas gemelas, separadas al nacer, que llevan vidas opuestas y que desconocen la existencia una de la otra. Mara, interpretada por Griselda Siciliani, fue criada en una familia acomodada y vive un lujoso estilo de vida. Mientras que Nina, también interpretada por Siciliani, es bailarina y corista del mundo del cuarteto cordobés. Vive de gira en gira haciendo varios shows por noche y sueña con debutar como solista. Sus vidas cambiarán por completo cuando Nina tenga que suplantar la de su hermana.

El burdo contraste entre los perfiles de las protagonistas deriva en cómicas situaciones que divierten tanto a grandes como a chicos. La actuación de talentosos actores como Verónica Llinás y Rafael Ferro no deja de sorprender y entretener, como siempre, pero la representación del mundo del cuarteto y en especial la tonada cordobesa resulta un poco exagerada.

Sobre este último punto las críticas no tardaron en llegar. Tras el estreno, las redes se colmaron de quejas de los televidentes sobre lo sobreactuado de las actuaciones en relación con el mundo del cuarteto cordobés. Entidades del género, como la Tota Santillán y Beatriz Olave, madre del cantante Rodrigo, se sumaron a los comentarios acusando a la tira de ser una burla y no un homenaje, como desde la productora intentaron explicar.

La respuesta de los protagonistas y la producción de la telecomedia, llegó con la misma rapidez. En una entrevista con Ciudad.com, Pablo Culell, productor, defendió la actuación del reparto: "Esto no es un documental, es una ficción y encima es una comedia grotesca donde justamente están exagerados los estereotipos de los personajes, precisamente para causar humor con el cruce de dos mundos".


Si bien la actuación puede parecer un poco exagerada es evidente que no es a modo de burla, si no, como aclaró Culell, para divertir a los televidentes. A pesar de los entredichos, “Educando a Nina” ya es éxito entre la audiencia argentina que la elige noche a noche como la alternativa cómica y la convierte en la opción con más rating del prime time.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada