jueves, 5 de diciembre de 2013

Televisión abierta argentina: encendido versus apagado

La televisión abierta sigue siendo un referente muy fuerte en nuestro país. Por ella pasa “la realidad”, por ella conocemos la intimidad de famosos y no tanto, casamos y separamos, velamos y honramos. Cada día hablamos más de ella y, sin embargo, cada día la vemos menos. Es obvio pensar en la competencia de la TV por cable, en la de You Tube, en la TV On Demand, etc., etc., pero vale la pena detenernos un instante en este panorama.

Por Gabriela Fabbro, Directora del Observatorio de la TV

En el mes de octubre, según IBOPE, 28.4 puntos fue el encendido acumulado del mes de los 5 canales de aire. Solamente subió 1.2 con respecto al mes de septiembre. ¿Qué significa este dato?: que del total de televisores que forman parte de la medición que realiza dicha empresa, menos del 30% está encendido en un canal abierto. ¿Contradicción, paradoja? 


Ese es el contexto que nos presenta la hipertelevisión actual, aquella en la que el espectador tiene un protagonismo mayor, en la que singularmente (único país del mundo que perdura) aún está vigente la medición minuto a minuto y en la que los contenidos cada vez se hacen más temáticos en lugar de generalistas, como debería ser su función inicial. Lo que debería ser una televisión diversa, en la que cada uno, en un momento de la grilla de programas, pueda sentirse identificado por un contenido que le fue atractivo, se transforma en una TV especializada. 

Según un informe de la Cámara Argentina de Agencias de Medios, este fue el comportamiento de los auspiciantes en los medios de nuestro país:

Volúmenes físicos - Tercer trimestre 2013 vs. 2012
Vehículo
Jul-Sept 2012
Jul-Sept 2013
Dif '13 vs '12
TV Capital
3.891
4.092
5,2%
TV Interior
5.171
5.298
2,5%
TV Paga
13.782
14.884
8,0%
Diarios Capital
21.332
21.550
1,0%
Diarios Interior
9.938
10.113
1,8%
Revistas
14.920
14.805
-0,8%
Radio Capital
8.206
8.150
-0,7%
Cine
988
1.022
3,4%
Total ponderado
3,2%
Segundos (en miles) en TV, radio y cine y páginas en diarios y revistas. Sin campaña PASO. Valores expresados en millones de pesos.

Ampliando la mirada, al comportamiento de los primeros 9 meses del año comparando 2013 vs. 2012, el 1er. T. mostró un crecimiento leve del 1,3%, el 2do.T. no tuvo variación y finalmente el 3er. T. mostró –como ya indicamos- un crecimiento del 3,2%, de modo que con estos guarismos llegamos a un acumulado de los primeros 9 meses del año 2013 con un crecimiento leve del 1,5% sobre el 2012. Llevando aún más lejos el análisis, es decir a los últimos años (2010 a 2013), podemos observar que 2011 y 2012 fueron años que mostraron una disminución del 0,9% y 5,3% respecto del 2010, de modo que finalmente podríamos estar más bien frente a una “recuperación parcial” más que a un “crecimiento real” de la industria.

Si nos focalizamos en la inversión en TV abierta citamos a continuación, los 10 programas del primer semestre del año, que superan los $ 15.000.- por segundo y pauta oficial. Todos ellos pertenecen a los dos canales en competencia por el primer lugar: El Trece y Telefé:

1) Solamente vos - Canal 13-: $15.000 - Rating promedio: 16,3
2) Farsantes - Canal 13-: $15.000 – Rating promedio: 15,2
3) Susana Giménez -Telefe-: $15.000 – Rating promedio: 12,2
4) Los vecinos en guerra -Telefe-: $14.700 – Rating promedio: 14,2
5) Aliados -Telefe-: $13.200 – Rating promedio: 13,3
6) Perdidos en la ciudad -Telefe-: $12.500 – Rating promedio: 12,2
7) Celebrity Splash -Telefe-: $12.400 – Rating promedio: 14,9
8) Periodismo para todos -Canal 13-: $12.000 – Rating promedio: 19,6
9) Peligro sin codificar, martes y jueves -Telefe-: $11.700 – Rating promedio: 12,8
10) CQC -Canal 13-: $7.000 – Rating promedio: 7,7

Estos datos nos describen gráficamente que hoy no hay relación directa entre rating y pauta, entre encendido y puntos de venta, entre géneros y contenidos vistos, etc.

Es claro que los números no representan la real dimensión e influencia del discurso televisivo en sus espectadores. En realidad, ya no importa en qué plataforma miramos televisión, si no qué contenidos miramos de ella. El referente se pierde, ya no sabemos si vimos el programa original, si lo vimos en un programa de archivo, si lo vimos en un video que nos recomendaron de You Tube, o si nos desviamos a un link desde un diario on line, etc. 

Pero lo importante es que lo vimos. Por lo tanto, la televisión seguirá siendo ese fuerte referente para su audiencia, baje o suba el encendido, baje o se redistribuya la pauta publicitaria, mida o no el minuto a minuto, seguirá siendo un modo de acercarnos a la realidad. Eso sí, no olvidemos que es UNA construcción de la realidad, no la realidad misma y estará en los espectadores, y en su capacidad crítica, discernir si lo que se vio en televisión fue verdad o no. Por lo pronto, fue la verdad de la TV.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada