viernes, 30 de septiembre de 2016

“Gran Hermano 2016: La Revancha”


Por Camila Mejía.

El ciclo de la telerrealidad busca extender el éxito con un nuevo formato que incluye juegos y desafíos, donde participan los ex jugadores de GH 2016.

Acercándose el fin del programa estrella de América, “Gran Hermano”, la Gerencia del canal debía tomar una decisión respecto de cómo se iba a completar la grilla, y si se podía de alguna forma seguir aprovechando el éxito que genera cada año el ya tan conocido formato de Endemol. Como consecuencia, se gestó “Gran Hermano 2016: La Revancha”, un reality de juegos y desafíos que se emite en el horario que ocupaba “El Debate de GH”.

Los protagonistas de “La Revancha” son los participantes de “GH 2016”, sin contar al ganador “Luifa” Galesio, que junto a Francisco Delgado, son los encargados de supervisar a los chicos. Pamela David es la conductora del programa, y cuenta con la ayuda de Flavio Azzaro y Cinthia Fernández en el estudio.

Los participantes de “La Revancha” deben enfrentar diferentes desafíos que se les presentan, y deben cumplirlos en las calles de Buenos Aires. Cada “hermanito” abre un sobre que le indica lo que debe hacer para avanzar en el juego. Al mejor estilo “Combate”, deben hacer tendencias en las redes sociales y hacer esfuerzos por sumar seguidores. El premio deseado: un auto 0 km.

Los desafíos del programa fueron vistos en ciclos como “Lo sabe no lo sabe”, “El último pasajero” y “Help, necesito un favor”. Y esta no es la primera vez que se busca extender el éxito de “GH” con un formato de juegos. En 2007, en AM, los ex participantes de “GH4” formaron parte de un programa del mismo estilo, que también los dividía en 2 equipos para participar por 20 mil pesos, en ese entonces con la conducción de Leo Montero y Vero Lozano.

Como sostiene José Ángel Cortés, los programas "exitosos" irradian en la programación contenidos y programas satélites. "GH 2016: La revancha" no es la excepción. Lástima que en lugar de enriquecer la propuesta, de apostar a nuevos contenidos, se cae en la fórmula trillada, con personajes poco dignos de protagonizar un programa de televisión y en un horario central, en el que se podrían exhibir otros contenidos más valiosos para el público. América tuvo una nueva oportunidad de tomarse revancha y lamentablemente no supo utilizarla. Más de lo mismo no le hace bien a la televisión abierta argentina.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada