lunes, 30 de noviembre de 2015

Como anillo al dedo, divertida propuesta que podría pulirse mucho más…


Por Gabriela Fabbro.

En septiembre, Canal 13 estrenó una propuesta para los sábados por la noche. “Como anillo al dedo”, es un programa de entretenimientos, con tres parejas como participantes, que deben sortear diferentes pruebas para llegar al premio final: un auto 0 Km. 

Descripta así, la fórmula no parece muy original y podría aplicarse a tantas otras propuestas de la pantalla local, y hasta el recordado “Tal para cual”, conducido por Jorge Rossi. ¿Qué tiene de novedoso entonces? La apuesta de la producción a cargo de Mandarina (la empresa de Mariano Chihade, esposo de Mariana Fabbiani) fue claramente por un nuevo conductor: actor mimado del canal, Nicolás Vázquez fue tentado para realizar su primera participación como conductor. Y no le fue nada mal: alegre, distendido, cálido y afectuoso, Nicolás pasó la prueba. Si bien por momentos decae el ritmo o no hace vivir la final con el suspenso esperado, Vázquez apela a su empatía y buen humor y encuentra recursos para llevar adelante la propuesta. 

Los juegos: más de lo mismo. Con un instructivo de animación y narrador en off muy similar al de “1, 2, 3 a ganar” conducido por Marley en Telefé, las parejas pasarán por distintos tipos de desafíos para llegar a la final. Ésta, si bien puede resultar divertida, hace recordar a la final “del corchito” de Sábado Bus, con la conducción de Nicolás Repetto, que era más divertida por cierto. En este caso, las parejas irán tirando anillos en un gran vaso, hasta que el agua desborde. Quien lo provoque, perderá el desafío.

Los programas de entretenimiento siguen siendo una propuesta que puebla las programaciones de los canales porque el público, más en un sábado a la noche, pretende distenderse y evadirse. Lo que da pena es que a veces, en “Como anillo al dedo”, se apele a preguntas con doble sentido, que quedan en el límite entre lo digno de contarse y lo íntimo, o que por tratarse de programas grabados, se haya dado el caso de ver en pantalla a Matías Alé y su pareja, cuando éste ya estaba internado luego de su brote psicótico, o el de Carmen Barbieri, quien el día anterior a la emisión del programa anunció su separación... En declaraciones previas al estreno, los responsables del programa dijeron que los participantes “ventilarán simpáticos trapitos al sol"...Lástima que a veces, esos trapitos muestran sentimientos y actitudes que no siempre aportan desde su contenido y su calidad.

Hay buenos ingredientes que aún tienen que pasar por el tamiz... puede ser una buena propuesta porque le gustó al público pero que podría enriquecerse e intentar un poco más.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada