viernes, 31 de octubre de 2014

“Tu cara me suena”, un ejemplo de reality


Por Estefanía Brid.

Producir un buen “reality de talentos” implica mucho dinero y también mucho esfuerzo para que el producto terminado sea algo bien logrado. Y si a esto se le suma que el reality carecerá de escándalos para su promoción, la apuesta es mucho más difícil. Pero no imposible. Telefé consiguió con la adquisición del formato “Tu cara me suena” generar un producto rendidor, de excelente calidad y que promueva buenos valores. Ah… ¡y que la gente lo vea!

“Tu cara me suena” es un formato español en el que varios famosos, de manera individual o en grupo, tienen que caracterizar e interpretar tanto en físico como en voz a algún artista/grupo  de fama nacional o internacional. Fue emitido por el canal Antena 3 y tuvo un gran éxito internacional
En la Argentina los derechos fueron adquiridos por TELEFÉ y desde el 2013 fue puesto en pantalla logrando niveles de rating excelentes. Incluso, este año habiendo cambiado el día de emisión, logró superar a “PPT” del canal competidor.

Con Marley, como conductor insignia, el programa se ha instalado en las familias. La elección de los participantes, algunos de excelente voz y performances artísticas, y otros más ligados al humor como Nazzarento Mottola o Jey Mammon es sin duda un gran acierto de producción. El programa propone algo lindo para ver, de una calidad visual excelente, pero no se olvida del humor. Y es esa combinación entre la excelencia, el humor y el respeto con que se trata a los participantes, lo que ha marcado la impronta del programa.

El jurado es también otro acierto. Acostumbrados, en general, a jurados maltratadores, es renovador poder ver uno con personalidades que se ríen y se conmueven. Compuesto por Elizabeth Vernaci y Enrique Pinti, más alguna personalidad invitada, el jurado también forma parte de esta brisa de “buena onda” que deja el programa.

Otro de los puntos a destacar es el homenaje que se hace a los artistas imitados ya fallecidos, un verdadero reconocimiento y modo de que nuevas generaciones conozcan a artistas que no fueron sus contemporáneos.
Pero que el programa sea más “naif” no implica que no sea de calidad. “Tu cara me suena” se caracteriza justamente por ser un programa de calidad. Desde los coaches hasta el vestuario y la puesta en escena evidencian una inversión en producción grande, muy grande, pero que realmente vale la pena, porque los cuadros musicales son realmente impactantes.


“Tu cara me suena” es un ejemplo. Es la evidencia de que se puede hacer un reality de talentos de excelente calidad, con buenos valores, dónde los participantes se lleven en general bien, donde no haya un jurado maltratador y que además tenga rating.  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada