viernes, 31 de octubre de 2014

Las nuevas tecnologías al servicio del contenido


Por Estefanía Brid.

Las nuevas tecnologías y plataformas online (celulares, tablets, Facebook, Twitter, Skype, WhatsApp, entre muchas otras) estuvieron en un primer momento al servicio de que los usuarios pudieran acercarse entre sí y pudieran acceder más rápidamente y online al contenido que quisieran.

Lo que no se vislumbraba en ese entonces es que la televisión, medio tradicional por excelencia, utilizase a las nuevas tecnologías ya no como un medio de acercamiento hacia ella sino como parte de su contenido y su propuesta.

En Argentina, por ejemplo, programas como “Guapas” y “Señores Papis” utilizan el WhatsApp y Facebook como herramientas para disparar conflictos. Utilizan Skype para comunicarse con personajes que hayan “enviado” a vivir al extranjero, y también manejan Twitter como una manera para instalar opiniones que estos personajes tengan.

Ni hablar del celular. Este aparatito está más presente en las ficciones que los personajes mismos. Lo que entendíamos como teléfono de línea ha muerto…

Pero no es solamente en las ficciones dónde las nuevas tecnologías empiezan a tener un rol preponderante. Programas como “A todo o nada” y “Los 8 escalones”, entre otros utilizan la tablet como ayuda memoria del conductor. ¿Dónde quedaron las fichas que utilizaban Pancho Ibañez, Fernando Bravo, entre otros? Hasta la misma Susana Giménez, que en general no suele innovar en su formato, ha incorporado en su programa el juego “Preguntados”, que se juega a través del teléfono celular, y que incluso les permite a sus televidentes jugar con ella desde sus casas.

La incorporación de las nuevas tecnologías como contenido no es obviamente un fenómeno que se dé solo en nuestro país. A lo largo del mundo productoras televisivas y de cine han comenzado a ver este “boom” como algo interesante para plasmar en sus pantallas. Ejemplo de esto es la película “Red Social” que se estrenó con éxito hace unos años.

Analizando el escenario en que se vive, es claro que las nuevas tecnologías, van en aumento. Cada vez hay más dispositivos móviles, los celulares quedan obsoletos en poco tiempo y hay que actualizarlos cada vez en menos años. Ni hablar del sinfín de programas nuevos para comunicarse los unos con los otros.


Ver en la televisión herramientas que se utilizan en la vida diaria, y verlas, incluso, en un uso excesivo, supone una preocupación. ¿La televisión está reflejando el uso que la sociedad le da a las nuevas tecnologías? 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada